sábado, 21 de febrero de 2015

Collar de triángulos (Con pasta para modelar)

Bienvenidos otro día más a mi blog. Siempre me toca pedir disculpas, así que perdón por no subirla el viernes, no me dio tiempo y ya sabéis que siempre voy apurada en todo. Pero bueno, ya está aquí, sin falta.
Voy a enseñaros un diseño que sinceramente comenzó siendo un proyecto fallido y que acabó siendo este maravilloso collar de triángulos perfecto para llamar la atención a esa zona cuando nos vestimos con ropa más básica. Así que comencemos.

Ya había utilizado otras veces la pasta para modelar que se seca al aire libre, pero esta vez quería hacer un experimento, como siempre, probar cosas nuevas.
El caso es que primero, tendremos medir la cantidad de masa que queramos utilizar (1) Una vez divida, con pintura acrílica la vamos a mezclar con las particiones de pasta que hayamos hecho previamente (2)  Una vez que tengamos los colores que queramos, de la intensidad deseada, la vamos a juntar de la forma que queramos, yo lo hice de esta (4) Y bueno, como veis en la imagen (3) aplastaremos toda la pasta con los colores juntos.
Aquí llega el momento “creativo” donde deberemos cortar las zonas con los colores que nos interesen. Yo decidí hacer triángulos de diferentes tamaños (y otras figuras que no muestro) Recuerda que para poder engancharlo deberás crear un agujero con un punzón en los extremos. (1)
Dejamos secar durante 3 días más o menos, según la humedad de tu zona, y estará listo para terminar la decoración. Para que quedase más geométrico, repasé las uniones de colores con dorado y este mismo dorado a su vez con negro, superponiendo las líneas (Una imagen vale más que mil palabras (2 y 3)
Te habrás dado cuenta de que los colores se volvieron más pálidos al secarse, no te preocupes, eso se arregla con una capa de toap coat (el esmalte transparente para que dure más la manicura) Así le aportaremos también brillo y mayor durabilidad.
Para terminar cogeremos eslabones para enganchar nuestros triángulos a una cadena de anillas (4) que engancharemos con una puntada a una cinta del color que queramos, en mi caso la veis de color amarillo en la imagen del final de este post.

Me parece que es un collar muy atrevido y con detalles como el lazo no muy presentes en los típicos collares. Es un DIY, que os recuerdo, ha nacido de un error, así que espero que os guste el resultado tanto como a mí. Nos vemos el próximo viernes y os recuerdo que podéis seguirme en mis redes sociales y en la página de Facebook para no perderos nada. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus dudas o peticiones, en cuanto pueda te respondo. ¡Gracias por el comentario!