viernes, 13 de marzo de 2015

Decorar una taza con Esmalte de Uñas

Jellouli nanazares. Este DIY ya lo habréis visto por internet muchas veces, pero como me apetecía hacerlo, pues os enseño como me ha quedado a mí. ¿Queréis ver el resultado? ¡Tenéis el Vídeo de Youtube abajo del todo! 
Ya había visto muchas veces este “efecto acuarela” o "efecto marmolado" para el diseño de uñas, pero cuando lo vi en  las tazas pensé con tristeza: por qué demonios no se me había ocurrido a mí. Pero bueno, hecha ya la idea solo nos queda a los demás reproducirla lo mejor que podamos y daros nuestros consejos por si queréis realizarla.
Yo he reutilizado una taza de propaganda que algo tendría escrito, pero que con el tiempo se borró, así que perfectísimo. También un cuenco lo suficientemente ancho y profundo para poder hundir la taza. Agua, que he de reconocer que me ha llevado más de un calentamiento de cabeza la temperatura de ésta. Una vez terminado, después de un montón de intentos fallidos, recomiendo agua fría, y no me preguntéis por qué, pero en agua templada y en agua caliente no me daba tiempo a mezclar los colores y quedaba un efecto distinto al que yo quería conseguir. Y por supuesto esmaltes, cuanto más líquidos mejor. 
Pues bueno, el procedimiento es lo más sencillo del mundo: echar unas gotas del esmalte de uñas deseado encima del agua, cerquita de la misma para que la gota no se hunda y flote, y luego con un palillo remover por encima de los colores para que se mezclen de la forma en la que veis en las imágenes aquí abajo. Yo os he dado dos combinaciones que me encantan.
IZQUIERDA: Morado claro, Morado oscuro, Verde agua, Dorado. DERECHA: Verde agua, Azul marino, Verde azulado.
Hundimos la taza en ese mejunje y veremos cómo esa capa de esmalte se queda pegada en la superficie. Cuando la saquemos podremos quitar las imperfecciones con un quitaesmalte y un bastoncillo antes de que se seque. Y ya la podremos dejar tranquila que se seque como mínimo de 5 horas aprox.
Recomendaciones: Yo no la iba a utilizar para beber líquidos porque es una taza de mala calidad que o calentaba mucho o poco, pero por vosotros he buscado información acerca del lavado y el mantenimiento si se quiere para uso alimenticio.
No he visto en ningún sitio en el que hayan realizado este DIY que lo hayan metido después al horno para que se fije el esmalte, así que yo no puedo recomendároslo. Por otro lado, y esta sí es una buena alternativa, podéis utilizar algún spray que sea no tóxico para que se forme una capa transparente y os dure más.  
Para lavarlas recuerda que siempre a mano, con agua templada tirando a fría, nada de agua caliente, y nunca, jamás, uséis el lavavajillas, o adiós obra de arte.
Siento no haberos aportado algo con más imaginación, pero esto era algo que yo quería hacer y de paso mostrároslo, que para eso es mi blog. Próximamente traeré más DIY y espero que os paséis por aquí para verlos y comentarlos. Os recuerdo que estoy en casi todas las redes sociales que encontrareis en la parte de arriba de la derecha del blog y que si no os queréis perder nada, darle a me gusta a la página de Facebook donde cada vez somos muchos más.
¡Gracias por todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus dudas o peticiones, en cuanto pueda te respondo. ¡Gracias por el comentario!