viernes, 22 de mayo de 2015

Imitación de una Geoda (Con Azúcar)

Hellouli chicos, como veis en el título, hoy vamos a ver cómo hacer una imitación de geoda ¡sólo con AZÚCAR
La verdad es que son unos pasos sencillos, que podréis hacer con vuestros hijos como experimento, y queda una pieza de decoración preciosa. Este verano me pondré las pilas y os haré un vídeo explicativo, pero por ahora tenéis la entrada en el blog para que vayáis recogiendo los materiales y poniendo en marcha el proceso, ya que son 2 semanas de reposo. Ahora os explico.

[Antes de nada avisaros que podéis hacer esta misma imitación con bórax. Yo no pude porque según me dijeron, aquí, en España, está prohibido venderlo (aunque tengo entendido que no). Pero bueno, mejor no parezcáis muy sospechosos cuando lo preguntéis porque os pueden mirar raro. Ya que no encontré el elemento principal, y supuse que iba a ser muy complicado que vosotros lo encontrarais, decidí sustituirlo por otro, que aunque se tarda mucho más tiempo, crea el mismo resultado. Ese elemento es algo que todo tenemos en casa: Azúcar.]
[Una compañera, Pilar, nos ha contado en los comentarios que efectivamente en España no está prohibido el bórax, pero que es muy difícil de encontrar. Nos ha proporcionado una dirección donde ella compró en Madrid: Calle del Desengaño, 22, 28004 Madrid. Por si alguien se anima a ir (yo no he ido)
Y sin más dilación comencemos con el proceso.
La medida que utilizaremos es “por cada vaso de agua echamos dos vasos y medio de azúcar” Y ya está. Con eso deberíais poder crear tantas como quieras. Aunque debes tener en cuenta que cuanta más azúcar, mayor densidad, es decir, que si echas un vaso de agua hasta arriba, cuando eches el azúcar se desbordará.
Con lo cual, echaremos en una olla agua (1) y azúcar (2), y disolveremos totalmente la mezcla (3) Y al final tiene que quedar como en la imagen (4) un líquido muy caliente, amarillento y transparente.
Después lo pondremos dentro de un recipiente (5) y lo mezclaremos con tintes concentrados o superconcentrados para pinturas al agua (6). Removeremos muy bien hasta que el color quede uniforme (7). En mi caso utilicé azul y verde e hice mezclas entre ambos para conseguir colores intermedios. Además, lo bueno de estos tintes es que dependiendo de la cantidad que echéis podrá saliros tonos más claros o más oscuros. Así que con dos colores tendréis una gran gama.
Ahora, déjadlo enfriar al aire libre durante el tiempo que sea necesario. (Es muy importante que la mezcla esté de templada, no caliente) (8) Mientras tanto, nos pondremos manos a la obra con la base de la geoda.
No estoy segura de cómo se llama esto, pero creo que son “limpia pipas”. ¿El color? Preferiblemente blanco pero no creo que haya problema en coger otro cualquiera, ya veréis por qué más tarde.
Lo pondremos de esta forma:
No tiene mucho misterio. Después ataremos una cuerda a nuestro limpia pipas enrollado y en el otro extremo lo atamos a un lápiz o cualquier otro utensilio que permita que éste se quede en mitad del vaso sin que llegue a tocar los bordes.
Cuando la mezcla esté templada o fría, meteremos el limpia pipas sólo para mojarlo (9 y 10), ya que tendremos que empaparlo en azúcar para que se quede pegada en el mismo (11). (Ahora después explicaré por qué) Y volver a ponerlo dentro de nuestro vaso (12). Para dejarlo reposar, es conveniente tapar los vasos con un trapo o algo para que no se ensucien con el polvo o la suciedad del ambiente.
Ahora llega la parte aburrida. Deberemos esperar DOS SEMANAS, sí, dos semanas hasta que nuestro “experimento” se haya completado.
Pasadas esas semanas habremos acabado. Sácalo del recipiente (13) déjalo secar (14) corta la cuerda (15) y píntalo al gusto si quieres (16)
Podemos utilizar estas preciosas piedras no solo para decorar. Por ejemplo, de pequeñas dimensiones podrían servir perfectamente para collares o pendientes. Da rienda suelta a tú imaginación.
Aquí tenéis por fin el vídeo explicativo. Espero que os guste hacerlo tanto como a mi.
Explicación. ¿Qué ha pasado?
Al derretir el azúcar en el agua caliente, conseguimos disolver muchísima más cantidad de lo que podríamos hacerlo en el agua fría, creando así un exceso de azúcar en el recipiente. Cuando comienza a enfriarse, el exceso de azúcar necesita volver a solidificarse, por eso le dimos un sitio donde poder hacerlo, encima del azúcar ya sólido que tenía nuestro limpia pipa.
Y así es como, en un proceso largo de dos semanas, el azúcar comienza a volverse sólido y a crear esos “cristales” tan duros.
Recomendaciones: Si es la primera vez que lo haces, te recomiendo que no empieces haciéndolas en masa. Comienza con una y cuando le encuentres el truco, haz más, de una en una o de dos en dos. No utilices colorante vegetal, puesto que el azúcar apenas coge color con ese tipo de colorante.
Como habréis podido daros cuenta, los que me seguís desde hace tiempo, esta entrada es igual a una que hice hace meses, pero como me comentaron varios seguidores que en el móvil apenas se podían apreciar las imágenes porque salían muy pequeñas, decidí volver a rehacerla mejor. Así que aquí tenéis la versión 2.0 de la Imitación de Geoda, con imágenes enumeradas para que la explicación sea más sencilla.
Y nada más que añadir, solo excusarme de las pocas entradas por los exámenes de la universidad, y recordaros que en cuanto acabe tengo muchísimo proyectos, ¡y en vídeo! Así que dadle a me gusta a la página de Facebook y no os perdáis ni una sola entrada. 

8 comentarios:

  1. Inceíble! no me lo puedo creer como mola, y que sencillo parece... no sé si lo podré intentar pero llamarme la atención si que lo ha hecho. Que curiosas son las reacciones químicas, bueno te sigo en Facebook para ver mas cosas que hagas!.
    Un abrazo y menudo post bueno con fotos y bien explicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Carmen! De verdad, me alegro mucho que te guste. Y te animo a intentarlo, ya ves lo fácil que es, no tiene trampa y la espera merece la pena. ¡Muchas gracias por seguirme en Facebook! Por ahí os iré diciendo. ¡¡Saludos!! :)

      Eliminar
  2. Me quedo sin palabras...no me digas que podría hacerme unos pendientes o un collar con azúcar!!! Nunca te irás a dormir sin aprender algo nuevo. Sorprendente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fina!! jajaja Sí sí, además era uno de los usos que yo quería darle, y le daré, pero con más tiempo. Muchas gracias por compartir y me alegro que te haya gustado! ¡¡Saludos!!

      Eliminar
  3. El borax no esta proibido en España, yo lo compre en una drogueria,en Madrid,en la calle desengaño numer22,y no tienen que mirarte raro,pues es un componente también para hacer detergente.

    ResponderEliminar
  4. Hola Pilar. Muchísimas gracias por la información, voy a añadirla a la entrada. Ya te digo que yo por mi ciudad me miraban mal... pero que yo sabía que no estaba prohibido, sino que eso me dijeron. ¡Gracias por el comentario!

    ResponderEliminar
  5. Me encanto tu experimento me sirvio mucho.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus dudas o peticiones, en cuanto pueda te respondo. ¡Gracias por el comentario!